29 Nov

Psicomotricidad

Desde los primeros años de vida el niño vive una serie de estímulos relativos a su desarrollo motor, cognitivo, afectivo y lingüísticos que vienen influidos valiosamente por el desarrollo y trabajo en la psicomotricidad, favoreciendo a la relación que el menor va a entablar consigo mismo y con su entorno. En el CEI Jardín Mágico tenemos muy presente la importancia de esta evolución, siempre adaptándolas a las diferencias individuales y las necesidades de los niños y las niñas de acuerdo con su evolución madurativa individual.
Son varios los niveles que las actividades psicomotrices que llevamos a cabo van a beneficiar a los alumnos y alumnas:
– A nivel motor, les permitirá dominar su movimiento corporal.
– A nivel cognitivo, va a favorecer la mejora de la memoria, la atención y concentración y la creatividad del niño.
– A nivel social y afectivo, ayudará a los niños conocer y afrontar sus miedos y relacionarse con los demás.

Entre los objetivos del desarrollo psicomotor está el control y dominio del propio cuerpo de cara a sacar todas sus posibilidades de expresión y acción de acuerdo a las necesidades y características de cada alumno. Su trabajo tiene una gran influencia en el desarrollo integral de los niños y en su proceso de aprendizaje, favoreciendo la autonomía, la expresión corporal, creatividad, habilidades físicas y psíquicas, relaciones sociales, conocimiento de uno mismo, etc. Lo cual contribuye a la construcción de una imagen positiva de sí mismo, es decir, a su autoestima y seguridad.

“Los movimientos no sólo los hacemos simplemente por movernos, cada movimiento tiene su propósito, siempre tiene alguna intención” (María Montessori)
“Todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando en la primera etapa de vida” (Francesco Tonucci)
“En el juego se obtienen experiencias sociales, los niños aprenden a valorar el alcance de su manera de actuar” (Ernst Neufert)

error: Content is protected !!